alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
Running / noviembre 2016
Natalie Chladek, Global Newsroom

Correr por algo más que el kilometraje

El año pasado, más de 700,000 personas recaudaron 116 millones de dólares en más de 70 países de todo el mundo durante el “Giving Tuesday”, una evento anual a nivel internacional consagrado a la acción de dar a otros, celebrado el 29 de noviembre.

Este año, se espera quedicha cantidad lleguea sobrepasar los 250 millones de dólares. 

Los runners, sin embargo, han estado “dando” a lo largo de todo el año.   Ya sea que las tarifas de inscripción a las carreras sean destinadas a una causa en particular o que los corredores representen a alguna obra benéficaen una carrera importante, el running lleva años recaudando dinero para apoyar buenas causas.  

Para Kathrine Switzer, la primera mujer en correr oficialmente una maratón en Boston en 1967, correr por buenas causas le ha dado un profundo propósito a su vida.  Tanto así, que fundó261 Fearlessuna organización internacional de running que busca empoderar a mujeres de todo el mundo a través de este deporte.

“Esta organización va mucho más allá del running”, afirma.   “Buscamos cambiar la vida de muchas mujeres”.  

Este año, la Encuesta Nacional de Corredores de Running USA reportó que 25% de los participantes afirmaron que un factor importante al momento de decidir en qué carreras participar es la causa o beneficencia a la que estas apoyen. 

Correr por una causa se ha hecho cada vez más popular por dos razones principales.   La primera es que les permite a atletas de todo tipo ganar dinero para una causa a la que apoyan, lo que les da una razón para entrenar y cumplir su meta. 

La segunda es que correr por una causa suele ser una forma de conseguir un codiciado puesto en carreras carísimas, que normalmente están asociadas con organizaciones sin fines de lucro.

Como Switzer, el atleta de Resistencia Chris Douglas también le encontró un mayor propósito a su vida cuando comenzó a correr en nombre de una obra benéfica.

Douglas fue el cofundador de Team Cancer Sucksuna comunidad deportiva que entrena a atletas y les permite recaudar fondos a través del running para ayudar a pacientes de cáncer a recibir los cuidados médicos que requieren.

“No solo estoy representando a una comunidad que ayudé a crear, sino que estamos rindiéndole un tributo continuo a aquellos por los que luchamos, incluyendo a nuestro cofundador A.J. Jabonero, quien perdió su batalla contra el cáncer”, afirma.

A pesar de que correr suele ser un deporte individual, Douglas se ha vinculado a una comunidad a través de Team Cancer Sucks.

Más allá de crear un vínculo a través de su mutuo deseo de usar sus intereses atléticos para ayudar a una causa mayor, los cofundadores de esta sociedad han sido reconocidos en las carreras por sus coloridos kits y, sobre todo, por su trabajo sin fines de lucro.

“Recibir tanto apoyo cuando asistimos a las carreras es una experiencia increíble”, dice.  “Cada vez que corremos, las personas se acercan a contarme cómo les ha afectado el cáncer y cómo luchan a su manera para vencerlo”.

Team Cancer Sucks se ha asociado con la fundaciónLazarex Cancer Foundationque ayuda a los pacientes con cáncer a navegar a través de la compleja red de ensayos médicos y brinda ayuda financiera para participar en ellos.

Switzer también ha encontrado un propósito mayor gracia a la comunidad formada a través de 261 Fearless. 

“Correr juntas no se trata de ganar ni de competir”, nos dice.  “Se trata de mujeres uniendo su alegría y participando juntas en esta gran comunidad”.

¿Te hemos inspirado a salir a correr por una buena causa?  Encuentra una que te intereseaquí..  

¿Y tú por qué causa corres? ¡Escribe a @Reebok y cuéntanos!

Running / noviembre 2016
Natalie Chladek, Global Newsroom
Etiquetas