alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Studio / enero 2017
Danielle Rines, Global Newsroom

Las Manos de esta Entrenadora de Les Mills Simbolizan su Pasado y su Pasión

Cuando miramos nuestras manos, vemos cicatrices, marcas, imperfecciones, las heridas de nuestras batallas diarias. Son la viva representación de todo nuestro esfuerzo.

Pero cuando la Master Trainer de Les Mills, Lissa Bankston, mira sus manos, no solo ve reflejado su propio esfuerzo, sino el de su madre también.

"Últimamente, mis manos lucen idénticas a las de mi madre", dice. "Cuando miro mis manos recuerdo cuando era pequeña y veía a mi mamá y todo el trabajo que hacía".

Las manos de Bankston son el vivo recuerdo del sistema de apoyo con el que creció. Heredó su ética de trabajo de sus padres, y esto la ha llevado a ser quien es hoy en día. 

"Soy quien soy gracias a su dedicación, a su esfuerzo y a la confianza que tuvieron en mí", explica. "Tengo un trabajo complicado, y necesito contar con el apoyo de personas que conocen quién soy realmente y lo que me apasiona, para poder salir y ofrecerles lo mejor de mí a otros".

 La historia de Bankston forma parte de la campaña de marca 2017 de Reebok, cuyo protagonista es el emotivo comercial "Hands" (Manos), la evolución de la plataforma "Be More Human" de la compañía. La campaña busca resaltar la manera en la que nuestras manos cuentan la historia de nuestro esfuerzo y determinación, de nuestras victorias y fracasos, y de nuestro compromiso a ser cada vez mejores.     

Como parte de su carrera, Bankston conoce y entrena a personas nuevas todos los días. Sus manos le permiten compartir las lecciones de vida de su infancia y aplicarlas en el estudio.

"Tenemos una oportunidad única, que es la de ofrecerles nuestro apoyo a otros. Para alguien que no tuvo a su madre o a su padre a su lado como yo los tuve, puedo ser yo quien le extienda una mano," dice Bankston. "Necesitan apoyo, necesitan amor, y necesitan motivación".

De expresar su pasión al dirigir una clase a realizar casi 1,000 repeticiones en una sesión de Les Mills BODYPUMP™, sus manos no solo le permiten ofrecerles su apoyo a otros, también la ayudan a derribar barreras.

"Existen muchas ideas erróneas sobre el entrenamiento con pesas y las mujeres que lo practican", explica. "Nada me hace sentir más poderosa, y hablo solamente del hecho de sentir el peso en mis manos, sino el desafío que eso representa".

Dichos desafíos forjan un sentido de comunidad. 

"Hay momentos durante la clase en los que siento que mi agarre está a punto de deslizarse. Entonces veo a todos luchando igual que yo, y eso me hace sostener con más fuerza", dice.

Bankston está comprometida en construir un sistema de apoyo en el estudio, basado en el esfuerzo y en el hecho de saber que cada día podrá ofrecerle a alguien el aliento que necesita.

"No nos damos cuenta del efecto que logramos con tan solo estar ahí y seguir en la lucha", explica.

"Me siento muy emocionada por lo que está por venir, por salir y extenderles mi mano a más personas y formar parte de sus vidas".

¿Qué historia cuentan tus manos?  Escríbenos a  @Reebok con el hashtag #BeMoreHuman y cuéntanos.

Studio / enero 2017
Danielle Rines, Global Newsroom
Etiquetas