alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
CrossFit® / febrero 2017
Maureen Quirk, Global Newsroom

Para el Atleta de CrossFit Dan Bailey, las Manos Callosas son Símbolo de Esfuerzo

Si has logrado llegar a los  Reebok CrossFit Games  cinco veces, seguro que tus manos están repletas de callos y golpes. La extenuante competencia de una semana que se conoce como "The Games" es más que suficiente para dejarte las manos cortadas y llenas de ampollas... eso sin contar todas las horas pasadas en el gimnasio esperando poder llegar hasta ahí. 

Las manos del atleta veterano de CrossFit  Dan Bailey  son prueba de ello. 

"Los callos y las cicatrices reflejan tu esfuerzo", comenta Bailey al observar las palmas de sus manos. 

"A pesar de que algunas de ellas representan fracasos, todas, de cierta forma, reflejan el hecho de que mis manos se hacen cada vez más fuertes. De alguna manera u otra, se fortalecen y mejoran a través de los fracasos, lágrimas, cortadas y todas las decepciones que luego nos llevan a nuevos logros".

Bailey forma parte de la campaña de marca 2017 de Reebok, cuyo protagonista es el emotivo comercial "Hands" (Manos), la evolución de la plataforma "Be More Human" de la compañía. La campaña busca resaltar la manera en la que nuestras manos cuentan la historia de nuestro esfuerzo y determinación, de nuestras victorias y fracasos, y de nuestro compromiso a ser cada vez mejores.

Al hablar de sus  logros  y avances, Bailey no   menciona solamente de sus triunfos atléticos. De hecho, cuando le preguntas de qué logro alcanzado con sus manos se siente más orgulloso, ni siquiera nombra su cuarto lugar en los 2015 Reebok CrossFit Games o sus cinco participaciones en los Games. 

"Lo que más me enorgullece de mis manos es poder levantar a otros con ellas", explica Bailey. 

"Una de las cosas más increíbles que he hecho fue participar en CrossFit for Hope y construir una escuela primaria en Kenia. Doné un poco de mi tiempo y de mi dinero para hacerlo, y pude ir allá y ver la escuela y la dedicación que tomó lograrla y ver el gran impacto que tuvo.

De acuerdo a Bailey, su estado físico lo ayudó a tener la fuerza necesaria para poder completar ese proyecto. 

"Uno de mis objetivos principales en la vida es mejorar la calidad de vida de otros, y mis manos me han ayudado a hacer una diferencia de maneras que nunca creí posibles".

El residente de Ohio busca poder utilizar sus manos en nuevas oportunidades en el futuro. 

"Mis manos siempre me han abierto nuevas puertas y oportunidades, y nunca he sido capaz de predecir cuáles son esas nuevas oportunidades que están por venir", dice. 

"La próxima puerta que mis manos abrirán o el próximo muro que me ayudarán a escalar es algo que aún no sé. Todavía no ha llegado el momento, pero espero con ansias el día de enfrentar ese nuevo desafío".

¿Qué historia cuentan tus manos? Escríbenos a  @Reebok con el hashtag #BeMoreHuman y cuéntanos.

CrossFit® / febrero 2017
Maureen Quirk, Global Newsroom
Etiquetas