alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclosecross-smalldropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Training / octubre 2020
Lisa Buco, Reebok Editorial

La nueva normalidad no es rival para esta madre y atleta

Christy Adkins es una enérgica madre, enfermera y atleta que sobrevive a esta época de cambios a través de la conexión con su comunidad y una mentalidad positiva.

En tiempos complicados, siempre es reconfortante reconocer a quienes prosperan ante la adversidad. Mientras el mundo entero se encuentra en una especie de pausa, buscamos inspirarnos en personas excepcionales cuya mejor versión sale a relucir en circunstancias excepcionales. Christy Adkins, entrenadora de CrossFit (ha competido en 8 ediciones de los CrossFit Games), madre de un niño de 2 años y enfermera escolar, prospera en estos tiempos difíciles manteniendo una actitud positiva. 
 
Tras la interrupción de nuestras rutinas diarias, Adkins destaca la importancia de adaptarse y reintroducirse a la nueva normalidad para mantener la cordura. “Mis responsabilidades en el trabajo (como enfermera escolar de un internado) comenzaron a cambiar cada semana, e incluso de un día a otro. Las clases de CrossFit que normalmente daba en persona se convirtieron en clases en línea vía Zoom. Los paseos casi diarios que hacía con mi hijo Bo al parque de juegos y a la biblioteca pasaron a ser caminatas por lugares naturales y expediciones para recoger palitos y ramas. Mis entrenamientos regulares de CrossFit a las 9:30 am mutaron a clases virtuales a cualquier hora en la que mi esposo pudiera entretener a Bo o cuando yo lograra encontrar un espacio seguro para entrenar en el que Bo pudiera jugar/hacer burpees/arrastrarse sobre mí ". 
 
Como parte de su nueva rutina, Adkins ha entrenado, dirigido entrenamientos y dado varios paseos usando los Nano X de Reebok. “Estos tenis lucen genial. Ofrecen la misma sensación a la que ya estamos acostumbrados, pero con nuevos detalles que están increíbles. Son ligeros y cómodos, así que puedes usarlos por horas. Tienen el nivel ideal de amortiguación y flexibilidad para saltar y correr. También son superestables y me brindan un ajuste óptimo para que el pie no baile, que es algo que realmente detesto. Con los Nano X, no me pasa eso".
 
 
A pesar de que entrenar de forma regular mejora nuestra inmunidad en tiempos de aislamiento, esta no es la única forma en la que Adkins se cuida. Comer bien (y otras veces lo que se le antoje), dormir lo suficiente y apoyarse en sus seres queridos son algunos de los métodos que usa para mantener la cordura. "Desahogo mi estrés, ansiedades y frustraciones conversando con mi esposo, amigos cercanos o familiares". Tal y como para muchos, la tecnología también se ha convertido en su salvavidas. "Me mantengo conectada con los míos a través de mensajes de texto, videollamadas y clases de CrossFit en línea".
 
Con el sofá llamándonos de forma más seductora que nunca durante estos tiempos tumultuosos, los entrenadores han insistido en motivar a su comunidad a mantenerse activa y a alcanzar sus metas de fitness. Tras la oleada de gratitud hacia los coaches que promueven una buena salud a través del deporte y la comunidad, Adkins (entrenadora de CrossFit) se siente agradecida por el grupo de profesionales que la rodea. “Estoy muy agradecida por la conexión que siento cuando me conecto y entreno o tomo una clase con otros miembros de CrossFit Reston”, comenta. “Me hace sentir algo de normalidad en estos momentos para nada normales. Me permite recordar que formo parte de una comunidad, que hay personas que se preocupan por mí. Es una oportunidad para hablar con mi gente y hacerles saber que yo también me preocupo por ellos, para preguntarles cómo les va. Es una experiencia que me ha centrado mucho, me ha permitido despejar mi mente de preocupaciones y simplemente entrenar con otras personas que se sienten igual que yo. De hecho, he descubierto que cuando MENOS tengo el tiempo o la energía para estos entrenamientos es cuando MÁS los necesito. Es durante los momentos de transición y cambios de vida (durante mi embarazo y al convertirme en madre, por ejemplo) cuando me siento más agradecida por la comunidad de CrossFit ".
 
Y es que al unirse, una comunidad florece en distintas formas. Muchas enfermeras y médicos jubilados se han ofrecido como voluntarios a medida que la afluencia de pacientes ha aumentado abruptamente en las comunidades. Tras el cierre de las escuelas, Adkins decidió sumarse al movimiento para ayudar en un hospital. “Normalmente debo cumplir distintos roles: hacer evaluaciones, triaje y cuidados de enfermería. Me alegra poder trabajar en un entorno que realmente requiera de mis habilidades y de mi profesión en este momento. Ha sido algo intimidante cambiar de ambiente y capacitarme con enfermeras más experimentadas. Así como también ha sido estresante considerar el riesgo de exposición y recordar tomar todas las precauciones posibles para mitigar el riesgo de enfermarme o exponer a otros a la enfermedad".
 
 
Adkins aplica su conocimiento médico y su juicio sensato a su rutina diaria. “Me recuerdo a mí misma, a mis amigos y a mi familia que debemos seguir fuentes de información confiables, como los centros de control y prevención de enfermedades, la OMS y nuestros médicos y pediatras de cabecera. No caigamos en todo lo que leemos en redes sociales ". Y este buen juicio aplica también para el más pequeño de la casa. “Le enseño lo básico a mi hijo de dos años: canta el abecedario completo mientras se lava las manos. Justo ayer tosió y dijo: '¡Mira cómo toso sobre mi codo, mami!'. Como enfermera y mamá, eso me hizo muy feliz".
 
Estar completamente presentes, calmados y conscientes en esta realidad caótica es tan importante como mantenernos en forma. En estos momentos en los que sentir inestabilidad emocional parece haberse convertido en la norma, Adkins usa aplicaciones de meditación como Insight Timer para calmarse. "Me gustaría hacerlo todos los días pero, para ser sincera, lo máximo que he logrado es meditar una vez a la semana durante 10 minutos". Agrega que su mayor desafío durante este período es "mantener la calma y conservar la fe ante tanta incertidumbre".
 
Y es justo esa incertidumbre lo que puede llevar a una comunidad en apuros a colapsar.  Adkins cree firmemente que mantener una actitud positiva y apegarnos a lo básico es primordial. "Dejemos de lado la mentalidad de 'todo o nada'. Estamos pasando por un momento bien extraño. Todos hemos tenido (o vamos a tener) días en los que nos acostamos tardísimo, comemos sin pensar durante todo el día y la única actividad física que hacemos es para movernos de una habitación a otra. No debemos dejar que esos malos días nos engañen y nos hagan creer que todo está perdido en cuanto a nuestra condición física, nutrición o motivación. Basta con tomar pequeñas buenas decisiones para cuidarnos, como acostarnos un poco antes o decidir almorzar afuera. Esto nos acerca poco a poco a nuestro 'ritmo saludable' y nos permite volver a sentirnos como nosotros mismos". 
 
Adkins se ha mantenido firme en cuanto a tener una mentalidad positiva, pues ha notado que esforzarse en ser la mejor versión de sí misma es la mejor manera de ayudar a los demás. “Al cuidarme a mí misma, tengo la energía para estar completamente presente cuando comparto con mi familia. Alcanzo el estado de alerta necesario para mantenerme de pie y tener un pensamiento crítico y buen juicio como enfermera. Cuidarme significa que puedo ser amable y empática con mis vecinos, amigos y conocidos y ofrecerles apoyo sin desmoronarme ante ellos”.
 
A medida que el mundo sigue avanzando a la velocidad de un tren bala, la capacidad de Adkins de retribuir a través del profundo aprecio por su comunidad nos demuestra que las mejores experiencias son las compartidas. A todos nos vendría bien un momento para pausar, hacer un poco de cardio y comenzar a retribuir. Juntos. 
Training / octubre 2020
Lisa Buco, Reebok Editorial
Etiquetas